Ecología histórica y su relación con las pandemias 

Cada período histórico tuvo sus grandes pandemias; todas marcaron una época y actuaron de forma sustancial en los procesos de cambio social e histórico. Ahora es la pandemia de la Covid-19, de la globalización, en un contexto de crisis medioambiental, cambio climático, migraciones e hiperpoblación.

El 20 de abril se realizó el encuentro on-line Ecología histórica de la pandemia, con Josep Lluís Barona – historiador de la ciencia español, catedrático de la Universidad de Valencia – organizado por Le Monde Diplomatique en Español, Instituto de Estudios de Naciones Unidas y La Casa Encendida. Te dejamos un breve resumen con algunas de las ideas más importantes y te invitamos a ver la charla en Youtube. Un interesante análisis de la actual crisis pandémica para transformar la manera en que hacemos las cosas.

¿Porqué ecología histórica? 

1) Las primeras epidemias humanas surgieron en el contexto de la revolución neolítica, hace unos 3.000 o 4.000 años, cuando las primeras sociedades urbanas dejaron de adaptarse al entorno y pasaron a adaptar el entorno a sus intereses (agricultura y ganadería). Estas nuevas interacciones fueron creando la posibilidad de la zoonosis, el salto de una enfermedad de un animal al ser humano. Siendo que el comercio, la esclavitud y las guerras transformaron las interacciones entre los humanos y el entorno, aumentando las condiciones para la infección.

2) En este sentido, las olas pandémicas han azotado a la humanidad en cada periodo histórico:

– La peste negra en la época medieval siglo XIV, en medio de guerras, migración de la gente del campo a la ciudad, hambre y pobreza.

– Con la expansión colonial y el cambio ecológico de la primera globalización, cuando los imperios europeos se expandieron por Asia, África, América y Oceanía desde el siglo XVI, nuevas enfermedades asolaron el mundo. La viruela se convirtió en el verdugo de las poblaciones del antiguo régimen, devastó comunidades indígenas y poblaciones de todo el mundo.

– En el contexto de la revolución industrial fueron el cólera, la sífilis y la tuberculosis las principales pandemias. Todas estaban estrechamente relacionadas con las condiciones de vida de los hacinados barrios obreros y la miseria industrial.

– Aunque el higienismo, el desarrollo social, las vacunas y los antibióticos hicieron mucho para neutralizar los condicionantes sociales de las epidemias, en 1918, en tiempos de hambre, posguerra, migraciones, refugiados y miseria, la gripe avisó de la nueva amenaza: los virus inaccesibles a las nuevas armas terapéuticas.

– El objetivo de erradicar los gérmenes que provocan infecciones es imposible y erróneo. El éxito inicial de antibióticos, sueros y vacunas llevó en los años 1950 a vaticinar que la caza de microbios acabaría con las infecciones humanas. Pero la naturaleza siempre es más poderosa que la tecnología y exterminar un ser vivo rompe equilibrios naturales delicados y complejos.

– El optimismo terapéutico durante la Guerra Fría (1945-1989) estalló con la caída del muro de Berlín, debido a las consecuencias perniciosas de la globalización neoliberal. El primer aviso fue el SIDA, después el ébola y en la actualidad el coronavirus.

Cada período histórico tuvo sus grandes pandemias; todas marcaron una época y actuaron de forma sustancial en los procesos de cambio social e histórico. Ahora es la pandemia de la Covid-19, de la globalización, en un contexto de crisis medioambiental, cambio climático, migraciones e hiperpoblación.

¿El problema se acaba con la erradicación del virus?

3) La organización asistencial, las reformas sociales y la investigación médica son los instrumentos inmediatos frente a cualquier epidemia. Al identificar a los microbios y virus como los causantes de los males, la lógica reduccionista nos lleva a tratar de eliminarlos. Pero el objetivo no tiene que ser el exterminio del microbio, sino la respuesta ecológica. Como nos enseña la historia, desde los filósofos de la Antigüedad hasta la ecología actual, los humanos no podemos situarnos más allá de la naturaleza.

4) La historiadora francesa de la medicina, científica y escritora, Mirko Grmek propuso el concepto de patocenosis para indicar que las enfermedades no son entes aislados, sino que forman parte de un sistema dinámico que afecta a una sociedad en un momento dado. Los microbios conforman parte esencial del entorno y de los mismos seres humanos. Es el rompimiento del equilibrio natural lo que desencadena enfermedades.

5) El origen de la pandemia es principalmente la enfermedad del planeta. La solución de emergencia es indudablemente la prevención con vacunas, pero la solución de fondo debería enfocarse en la crisis ecológica, desde políticas y acuerdos internacionales para la sostenibilidad, la lucha contra el cambio climático y la pobreza extrema.

El análisis que hace el profesor Josep Lluís Barona sobre la pandemia es ilustrativo y merece escucharlo. Vayamos al auténtico quid de la cuestión y seamos el cambio que el mundo necesita. Mira la charla completa en el siguiente enlace de Youtube.

Sobre Monde Diplomatique:

Le Monde Diplomatique es el periódico francés más difundido en el mundo –es traducido a veinte idiomas en una treintena de países. Así, conjuga una gran apertura hacia cuestiones internacionales con una visión crítica de enfoques comparativos y análisis histórico con el fin de disipar las ilusiones de una actualidad agitada. Con una perspectiva singular y rigurosa de ver los acontecimientos, compartida por un centenar de colaboradores extranjeros, Le Monde diplomatique es el periódico de referencia de todos los que quieren comprender el mundo, pero también cambiarlo.

Le Monde diplomatique, bajo la dirección de nuestro admirado amigo Ignacio Ramonet, aseguró en 1996 su independencia editorial y económica, lo que aseguraría un planteamiento imparcial y objetivo de la información. Algo que es esencial para el buen periodismo. Te invitamos a visitar la página de su versión en español aquí.

 

Share This